El impacto de la luz azul sobre los niños

Hoy en día los ojos de los niños están casi más expuestos a las pantallas digitales, que los de los adultos. Ya hemos visto con anterioridad que la luz azul que emiten estas pantallas puede ser perjudicial tanto para la vista, como para nuestros ritmos fisiológicos. Entonces, ¿qué efecto puede tener esta luz sobre los más pequeños? En este artículo resumimos los diferentes efectos que puede tener la luz azul sobre los ojos de nuestros hijos. Además te damos consejos para proteger tanto su vista como la tuya.

Protege tus ojos con gafas especiales para ordenador

Si pasas mucho tiempo delante del ordenador o de tables o teléfonos móviles, estás perjudicando tu salud (no solo tus ojos). Elige uno de nuestros modelos de gafas especiales y empieza a cuidar tus vista y tu salud.

Ver Colección 2018

La luz azul

La exposición prolongada a la luz azul puede causar daño en la retina. No hay nada en el ojo humano que bloquee la luz azul, por lo que esta alcanza la retino donde los fotorreceptores la transforman en una señal electroquímica. Los humanos dependen de este proceso para poder ver, así como para regular el ciclo de sueño. Tanto el sol como la luz que comúnmente emiten estos dispositivos contienen cantidades significativas de luz de alta energía y de ondas de corto alcance, también conocida como luz azul.

Aunque la luz ultravioleta tiene más energía que la luz azul, el ojo humano es capaz de bloquear la luz ultravioleta, mientras que la luz azul es capaz de atravesar la córnea y el cristalino, alcanzando la retina.

La luz azul visible podría ser potencialmente dañina para la retina. Algunos estudios de laboratorio realizados sobre roedores y primates han demostrado que la exposición prolongada de la retina a la luz azul acelera los procesos de envejecimiento ocular y la muerte de los fotorreceptores.

 

La exposición de los niños a la luz azul exterior

Se ha teorizado en algunas investigaciones realizadas en adultos que la exposición a la luz del sol es un factor de riesgo que puede contribuir aumentar prematuramente la degeneración macular.

Sin embargo, los niños podrían hallarse en mayor riesgo que los adultos por la exposición de su retina a la luz azul. El cristalino de un niño es capaz de absorber menor luz azul que el cristalino de un adulto, lo que hace que la retina de un niño esté mucho más expuesta a los efectos de esta luz que la de un adulto.

No obstante, aunque un estudio epidiemiológico sugiere que la exposición natural al sol no supone ningún riesgo, las consecuencias a largo plazo que puede tener la luz azul natural sobre los niños no se conocen todavía muy bien.

El ojo humano no está preparado para bloquear la luz azul porque, en principio, la obsorción de esta luz es natural y necesaria para la salud. El problema se presenta cuando la exposición a esta luz ocurre de manera constante y durante horas inadecuadas. Debemos recordar que la única fuente natural de luz es el sol, por lo que en teoría solamente deberíamos estar expuestos a ella durante las horas de luz.

La exposición de los niños a la luz azul de pantallas digitales

Además de la preocupación que genera la constante exposición a la luz azul y qué posibles consecuencias podría implicar esto, además está demostrado que la luz azul estimula ciertos fotorreceptores encargados de regular los ritmos circadianos. Esto implica que el uso de los smartphones, las tablets y los ordenadores personales antes de irse a la cama puede retrasar las ganas de dormir, desmejorar la calidad de sueño y producir fatiga el día siguiente.

El uso prolongado de este tipo de dispositivos también parece causar problemas de sequedad ocular, visión borrosa y dolores de cabeza. La limitación del uso de dispositivos electrónicos personales antes de irse a dormir es lo más recomendable para evitar la disrupción del sueño a causa de la luz azul.

A día de hoy los niños crecen prácticamente pegados a todo este tipo de dispositivos que emiten luz azul. De hecho, cada vez más todo este tipo de tecnología se está implantando en sus vidas no solo a nivel de ocio, sino también a nivel académico.

Con la llegada de la adolescencia, su uso tampoco decrece: Los videojuegos, las redes sociales y los estudios hacen que el uso de smartphones y ordenadores sea constante en sus vidas de una forma casi natural.

 

Consejos para prevenir el daño ocular en niños y adolescentes

Una de  las medidas principales que se pueden tomar es educar a niños y adolescentes en la importancia de cuidar la vista.

Como adultos, deberíamos seguir la regla conocida como 20-20 si queremos inculcársela a los niños y adolescentes a nuestro cuidado. Esta regla consiste en descansar 20 segundos por cada 20 minutos que pasamos mirando una pantalla. La brevedad de esta pausa parecerá nimia, pero para nuestra vista supondrá el descanso y la consideración que se merecen. Durante los 20 segundos de descanso se recomienda también mirar a un punto fijo a lo lejos.

Es muy aconsejable también el uso de gafas para ordenador (sí, para niños también), tanto para reducir los efectos disrruptivos del sueño de estos dispositivos, como para proteger su retina.

En nuestra tienda puedes encontrar diferentes modelos de monturas y cristales de gafas para ordenador. Estos cristales están diseñados para bloquear la luz azul que emiten las pantallas digitales y proteger los ojos.

 

Protege tus ojos con gafas especiales para ordenador

Si pasas mucho tiempo delante del ordenador o de tables o teléfonos móviles, estás perjudicando tu salud (no solo tus ojos). Elige uno de nuestros modelos de gafas especiales y empieza a cuidar tus vista y tu salud.

Ver Colección 2018

Comparte